Conoce a Kellen

Mi Historia

Nací en Texas y crecí al noroeste de Houston en el suburbio de Spring. Después de graduarme de la Escuela Secundaria Klein, asistí a la Universidad Tecnológica de Texas donde me especialicé en Ciencias Políticas y Español y me gradué Magna Cum Laude del Colegio de Honores.

Estoy casada con mi novio de la escuela secundaria, Stephen, y tenemos 3 niñas: McKenna-6, Taylor-4 y Ellie-3.

Normalmente, el resto de esta página resaltaría mis logros profesionales, promocionando todas las distinciones que me distinguen. Pero, más bien, quiero resaltar que soy tu vecina, no siempre corta la yarda; Soy una madre que se pregunta algunos días si está criando bien a sus hijas; Soy esposa que ama a su esposo (incluso cuando él está equivocado); y soy cristiana que todavía lucha con amar incondicionalmente.

¿Por qué me lancé?

Cofundé La Campaña de La Gente porque es hora de tener un compromiso profundo con la comunidad: necesitamos representantes que dejen al lado la política partidista y trabajen juntos para encontrar opciones para que todos avancemos. Los candidatos de hoy en día prometen una y otra escuchar a la comunidad, pero después de llegar a Washington corren a una plataforma de ideales predeterminados.

  • Necesitamos que el Congreso se parezca a nuestra nación.
  • Necesitamos que el Congreso represente a nuestra nación, no un partido o intereses especiales.
  • Necesitamos que el Congreso deje de lado su interés propio en reelección y se enfoque en la comunidad.
  • Necesitamos que el Congreso haga su trabajo y gobierne.

Este gran experimento que llamamos democracia depende de nuestra participación. Todos deben usar su voz.

Elegí postularme y espero que me acompañen en la transformación del estado actual y construir un mejor gobierno que cada uno de nosotros merecemos: un gobierno que escuche y trabaje para la gente.


No nos desesperemos sino actuemos. No busquemos la respuesta republicana o la respuesta demócrata, sino la respuesta correcta. No busquemos echarle la culpa al pasado. Aceptemos nuestra propia responsabilidad para el futuro.
— John F. Kennedy